sábado, 8 de agosto de 2015

El padre Juan Rivas aclara la confusión sobre los divorciados vueltos a casar



Esto que dice el padre Rivas es pura sabiduría y creemos que es necesario aclarar que una cosa es la EXCOMUNION y otra muy distinta el NO PODER COMULGAR POR VIVIR EN PECADO MORTAL HASTA LA CONFESION Y LA SEPARACION DEFINITIVA DEL ESTADO DE PECADO...es importante que no crean que por no estar en excomunion ya pueden acercarse a comulgar en pecado mortal.

Sobre los casados vueltos a casar.
Por el Padre Juan rivas.

"Se ha hablado en el Sínodo de que para que los casados vueltos a casar puedan comulgar, se necesita que sigan ambos una “via penitencial” “marcada por un arrepentimiento”, para que en algunos casos puedan acceder a la comunión. Esto es otro orificio en una presa bastante agrietada. Es verdad que hay quearrepentirse y hacer penitencia, pero para hacerlo hay quereconocer que el adulterio es pecado grave y es necesario dejar la vida de pecado y convertirse. Por eso lo primero que tiene que hacer los obispos en el sínodo es confirmar la doctrinade que el adulterio es un pecado grave y que los que los cometen ellos mismos se separan de la comunión (CIC 2384). No necesitamos su ayuda para disminuir nuestra culpabilidad, para excusarnos, nosotros mismos tenemos muchos argumentos. Si no se hace luz sobre el pecado, no se puede encontrar el camino correcto para esa vía penitencial marcada por el arrepentimientoque debe conducir al cambio y a la vida de gracia. Es verdad que no debemos discriminar a los divorciados vueltos a casar, pero tampoco son una clase privilegiada que cuenta con un camino diverso, de la sincera conversión, para reconciliarse con la Iglesia y acceder a la comunión. Las puertas de la misericordia siempre están abiertas a los pecadores y esta es la del confesionario y la de la absolución de sus pecados para ellos y para nosotros.
Pero, objetan algunos, si Moisés hizo excepción en algunos casos ¿No podría la Iglesia actuar de la misma manera?
Es curioso que los mismo teólogos que desprecian a Moisés y lo acusan de no haber recibido los mandamientos de Dios y de no haber escrito la Torá ahora acudan a él como su aliado, olvidando que este problema ya lo resolvió Jesucristo. Cristo restablece la ley establecida por Dios desde el principio y no la puede cambiar ningún hombre y sí Moisés toleró el divorcio por la dureza de los corazones, ahora llegada la gracia en Jesucristo, todo cristiano tiene el poder y el deber de cumplir la ley puesta por el Creadordesde el principio, como lo señaló cientos de veces JPII.
Quedando esto claro. El Papa Ratzinger consideraba que aunque sabemos que el matrimonio rato y consumado es indisoluble en realidad muchos bautizado tienen una mentalidad pagana y viven como paganos. Muchos se acercan al sacramento del matrimonio no como cristianos, sino como paganos que no tienen ni la intención de hacer un compromiso permanente ni definitivo y que ni antes ni después de la boda viven en gracia. Su primera y última misa es en la boda y algún entierro. Nunca oran y no conocen su fe, no tienen ni idea de lo que es un matrimonio estable y los sacerdotes les damos el sacramento sin ninguna preparación que los rescate del paganismo existencial. ¿Es esto un sacramento o una parodia para quedar bien en sociedad? Esto es lo que ya el Papa Ratzinger decía que habría que estudiar.
Dice él: Sigue siendo válidas las palabras del Señor sobre la indisolubilidad del matrimonio, pero se debe investigar con más detalle la cuestión de la validez de los matrimonios. Hasta ahora el derecho canónico presumía que alguien que contrae matrimonio sabe lo que éste es. Presupuesto este saber, el matrimonio es válido e indisoluble. Pero en la actual maraña de opiniones, lo que se “sabe” es más bien es que es normal romper el matrimonio. (Luz del mundo p 153). El divorcio no sólo es un pecado, sino es también un escándalo para los hijos que ya no saben lo que es un compromiso definitivo y sagrado. Esto aminora la culpa, pero está trayendo consecuencias desastrosas para la sociedad. La solución es que antes de casarse, pasen por tres años de formación cristiana y no casemos a nadie que no se compromete a vivir su vida de gracia, rezar el rosario, comulgar diario y estar abiertos a la vida sin restricciones. Pero ¿quién le entra, si son muchos los que se casan para calmar sus urgencias sexuales que nunca han sabido ni querido dominar? Muchos lo que buscan más que matrimonio, es un partner que me de servicios sexuales gratis y además me mantenga. Esto es el mundo al revés. No es siempre así pero, en algunos casos, ya no sabemos los sacerdotes si estamos casando personas o estamos legalizando la prostitución sagrada. Para que haya matrimonios cristianos, necesitamos cristianos enteros, hombres enteros y mujeres enteras. Y de esto cada vez menos... hasta que venga Cristo a arreglar el problema.

1 comentario:

  1. Pienso que es muy esclarecedor el comentario, sobre todo porque se crea mucha confusion en lo referente de excomulgar , y no comulgar. abreviando un poco el tema creo que si es cierto que mucha gente se casa, por intereses propios , por celebracion de la boda que se queda en eso una simple celebracion y claro la foto y en muchos casos las exclusivas ; Cuando se trata de gente de la farandula. He visto varios casos que se casan por lo religioso con todas las exclusivas y claro previo pago y separarse a los 15 dias. por incompatibilidad. Que eso, eso es una burla, y lo peor de todo es el Parroco que los casa, y no hace , ni dice nada. Creo que se tendria que pensar un poco antes de casar a la gente, para evitar gustamente el divorcio hay muchos cara dura sueltos por ahi.

    ResponderEliminar