domingo, 26 de enero de 2014

Mujer... Tu eres una princesa de Dios...


Por: Carolina C
Les escribo lo siguiente como testimonio personal, esperando Dios sea quien ilumine y guíe cada una de mis palabras,ya que soy la menos digna de hablar de Su amor,  y puedan ayudar a muchas de ustedes a meditar y a recapacitar acerca de lo que el mundo, el demonio y sus engaños nos ha engendrado en el alma, y nos ha hecho ciegas a la verdad de Dios, y a nuestro propio valor como Sus hijas.
Yo al igual que muchas personas y jovenes de ahora, en algun momento vi la vida como algo que debe ser disfrutado al máximo, me vi a mi misma como una mujer "libre"y con  "derecho" a disfrutar de la fiesta y de la vida segun yo al máximo, caí en errores terribles, tuve novios, perdí mi virginidad a los 18 años según yo con mi novio al que "amaba", luego como es lógico esa relación terminó y hubo otra y otra mas, y yo egañandome pensando bueno esque es por amor, no es tan malo ante Dios; obviamente ni comulgaba ni iba casi a misa, debido al libertinaje en que caí, me alejé de Dios, pense el típico pensamiento tonto de "creo en Dios pero no en la Iglesia" porque obvio, yo era una ignorante de la verdadera doctrina de mi propia religiòn, tuve dos matrimonios, uno que bendito Dios fue declarado nulo e inexistente por la Iglesia, y el otro solo por lo civil, donde Dios me dio dos regalos, dos motores que harían que mi vida siguiera adelante y yo me convirtiera en una guerrera por poder sacarlos adelante, mis dos hijos, lo único bueno y puro que saqué de un pasado lleno de malas decisiones y de egoísmo y de vacío del amor de Dios, que siempre estuvo ahí, pero que yo no sabía ver, ni entender ni valorar por estar sumida en el yo, tuve otra relación muy destructiva con una persona alcohólica de la que según yo estaba muy enamorada, me volví codependiente, estuve por desesperación de querer salidas fáciles metida en esoterismo y lectura de cartas, contaminé mi alma, era rebelde, vivía con mucho dolor dentro de mi y error tras error, completamente inmadura y cobarde, siempre con miedo a enfrentar la vida con sus problemas o de quedarme sola, esto debido a un vacío interior que yo tenía, a una carencia afectiva e inmadurez emocional, ya que pues debido a la educación tan sobreprotectora que tuve, nunca aprendía enfrentar la vida por mi misma, ni se me enseñó a soportar las pérdidas ni el dolor o frustración cuando no se obtiene lo que se quiere, nunca aprendí a resolver problemas y encararlos con valor por mi misma, tengo gracias a Dios unos padres que siempre quisieron darme todo y evitarme por amor cualquier tipo de esfuerzo o sufrimiento, y no se dieron cuenta que al evitarme estos golpes, me evitaron madurar y me volví inútil y cobarde, para todo dependía de otra persona, y empecé a buscar amor y aceptación en donde no estaba, en falsos amores, en el sexo, clavada en las redes sociales buscando poder hablar con alguien aunque fuera virtual, (creanme, si bien Dios se vale de las redes sociales muchas veces para cosas buenas  como en el caso mío que conocí por ese medio  a mi prometido y pude hablar de Dios a personas, el 90% de la utilidad de las redes sociales es totalmente nociva, es mala y destructiva y creanme me atrevo a decir que es diabólica, destruyen familias, matrimonios y personas, hay un riesgo tremendo de ser secuestrado o de ser hasta asesinado por extraños que pueden espiar tu vida por ahí, te vuelves antisocial y te sales del mundo real, mi consejo, si no las saben usar para cosas buenas y controlarlas y no hacerlas el eje de sus vidas , dejen las redes sociales y regresen al mundo real con gente de carne y hueso a enfrentar la vida real, yo lo hice y creanme, vivo en paz) en fin, Dios me llamò constantemente de muchas maneras, soñé cosas, soñaba con el, porque saben yo no me sentía feliz, al contrario cada vez yo me iba sintiendo peor y peor mas vacía, resignada a nunca ser feliz y creyendo que todos los hombres eran malos, me volví fría y egoísta, dije el típico "a mi nadie me vuelve a hacer daño solo voy a pasarmela bien yo", que error tan grande pensar así, y como hace uno daño, y aun así Dios me seguía llamando, recuerdo bien un sueño que tuve en que yo iba en una calle, y veía al Señor sentado en el piso con su manto en la cabeza, y El me decía todo va a estar bien, yo me sentaba a Su lado y El recargaba mi cabeza en Su pecho abrazandome y yo lloraba mucho, desperte llorando, y una vez le hice caso a medias, hablé cosas de El, aprendí toda la teoría, empecé a "defender" la fe, hablaba contra las sectas y la nueva era, defendía la Eucaristía, iba a misa, me confesé, pero saben? Nunca lo llevé a la práctica, seguía vacía, era un perfecto sepulcro blanqueado, una hipócrita que solo hablaba de ser guerrera pero yo era  una  cobarde que mentía y relativizaba todo para evitarse problemas, hablaba de caridad, pero yo hablaba mal de la gente, me peleaba y era farisea, hablaba de respetar a Dios pero no comprendía que yo debía dar testimonio con mi propia vida primero, hablaba de amar a Dios, pero yo misma lo escupía cada día con mis acciones malas y torcidas, claro que no era conciente de todo esto, yo estaba ciega y mi soberbia no me dejaba ver la realidad, aun con mis errores y ceguera y que yo no creía que pudiera encontrarse el amor de verdad, yo rezaba, le pedía a Dios que me enviara un buen hombre que lo amara a El por sobre todas las cosas, si es que existía en algún lado, mi mas grande deseo era y ha sido siempre tener una familia, una casa, algo real, alguien a quien amar de verdad, y pasó tiempo sin saber que ese hombre ya estaba entre mis contactos de una red social, Dios lo hizo llegar a mi vida hace un tiempo, es el hombre mas maravilloso para mi, ama a Dios y con ese amor que Dios nos ha dado ha crecido el amor entre nosotros, pero mis errores, mis miedos, mi incredulidad de que el verdadero amor existiera, hicieron que al principio de la relación yo me portara de lo peor, yo lo traicioné, y de esa traición  Dios hizo que el se enterara hace un tiempo, el me percibía que algo había andado muy mal al inicio de nuestra relación y yo por supuesto lo negaba siempre, yo estaba muy arrepentida de haber hecho eso, y no quería que el se enterara nunca asi que lo oculté y lo oculté, pero saben, cuando Dios tiene planes de matrimonio para una pareja, El se encarga de limpiarnos para esa persona, asi que llegó un momento en que Dios mismo le reveló a mi prometido lo que yo había hecho a través de una imagen que le clavó en el corazón, yo había prometido no mentirle y cuando me preguntó "tu hiciste esto?", tuve que aceptarlo con tanta vergüenza,  y bueno fue muy doloroso lo mas doloroso que he vivido, yo lo amaba ya con toda el alma y estuve a punto de perderlo, cuando fuí conciente de lo que había hecho y del dolor que provoqué en el hombre que amo, así de golpe ya que yo pues no veía la realidad, hasta ese momento y sentí como era Dios quien me lo mostraba a través de mi novio, todas las cosas malas que hice en mi vida se me vinieron encima, ya que aunque no lo crean no era conciente de la magnitud del daño que había hecho ni de la gravedad del pecado que cometí, y cuando te haces conciente de los pecados de toda tu vida, pasa como le pasó a San Agustín en su conversión, ves todo de golpe, el alma se queda como desnuda ante Dios, y es una sensación de dolor terrible que si el amor de Dios no nos sostuviera creo que moriríamos de pena y desesperación; cuando yo vi el daño que hice a Dios Nuestro Señor, y al corazón de mi novio, cuando el amor de el hacia mi fue siempre limpio y sincero, cuando el nunca mereció que yo me portara asi... Sentí volverme loca de dolor y desesperación y pedí perdón, tantas veces pedí perdón, quise regresar el tiempo para nunca haberme portado asi, para haber esperado desde el principio a este hombre que Dios hizo para mi, para haber confiado en la sinceridad de su amor desde el principio y haber valorado que el era un buen hombre,  que Dios me lo mandó y esa era suficiente señal para confiar, yo tenía ya unas semanas enferma esperando una cirugía muy dolorosa, y a pesar de todo esto mi prometido estuvo conmigo ahi cuando me operaron y a traves del dolor, terrible, porque nunca pase dolores tan fuertes en mi vida, que padecí durante12 horas con una fuerza insoportable, y sentí claramente que Dios me decía que era parte de mi reparación, que yo debía ofrecerlo, mi Señor me sostenía pero no me quitaba el dolor, me inyectaron como 4 analgésicos incluyendo uno con morfina, y no se fue el dolor, no se explicaban los doctores porque no se me quitaba ni bajaba la intensidad, yo si sentía en mi corazón miy fuerte que era Dios quien lo mantenía ahí para purificarme,  el amor de Dios es tan grande que a través tambien del amor de mi novio me confortaba, pedí perdon a Dios en medio de este dolor y cuando yo le pedía un descanso al Señor del mismo,  me decía al corazón "yo no descansé" y entendía que El nunca descansó ni por un instante en Su dolor en el camino al calvario a dar la vida por nosotros, siendo inocente, y yo que sí merecía eso y mas, debía ofrecer este dolor en reparación y aguantar, pues bueno, este terrible dolor comenzó a las 9pm aprox y a las 9am del siguiente día, llegó un sacerdote a darme la Sagrada Comunión, y Dios sabe que no miento, en cuanto recibí al Señor, el dolor que ningún  analgésico fue capaz de quitarme en toda la noche, que me hizo llorar y pedir piedad a Dios, se fue, en un segundo en cuanto mi Señor entro en mi, se fue...Estuve con muchos dolores durante aprox tres semanas, ofreciendo todo, confesandome y comulgando tan frecuentemente como podía pues no podía moverme de mi cama y casi no podía bajar escaleras, Y ya desde antes había confesado este pecado, y todos los demás, la confesión es algo hermoso y grandísimo, si lo entendieramos no saldríamos del confesionario cada vez que nos tropezamos y ofendemos a Dios, de hecho, varias veces lo he confesado pues es como una bala que Dios me sacó del alma y dejó una gran herida, Dios me ha perdonado en Su Misericordia, Dios olvidó mis pecados, pero perdonarme a mi misma, eso ha sido lo mas difícil, y a mi prometido y a mi, Dios nos mantuvo unidos, de hecho nos unió mas a través del dolor que compartimos y la oración, orando juntos diario, rezando el rosario diario confesandonos seguido comulgando, y tratando de imitar el amor de Dios, mi prometido me perdonó lo imperdonable para la naturaleza humana, yo hice y sigo haciendo todo por sanar la herida que yo misma le hice en su corazón y ganarme otra vez su confianza, pasamos por una prueba muy dura, quedó una herida en mi alma, un dolor por mi abominable pecado que no deja de doler, que hace que yo aborrezca cualquier cosa que tenga que ver con mis pecados del pasado, corté de tajo con todo lo que fuí y me levanté de esa caída con ayuda del gran amor y perdón de Dios, y de mi prometido, me levanté para ser una mujer nueva, que solo quiere caminar hacia el Señor de la mano de la Sma Virgen; aprendí muchas cosas, aprendí cuanto el dolor y la enfermedad, y unir esos sufrimientos a los de Nuestro Señor, nos purifica, nos limpia, es como si le ayudaramos a El a cargar Su cruz, aprendí como nunca debo ser y aprendí a no juzgar, aprendí que yo soy la menos indicada para señalar o juzgar a nadie, pues yo soy una gran pecadora, que hoy pide a Dios que la renueve porque se que donde abundó el pecado sobreabundó la gracia, y Dios me hizo ver el daño que le hice a El, y lo pude ver en el ojo de mi alma todo herido y lleno de llagas por culpa mía, yo le hice eso, desde entonces ofrezco todo dolor o tribulación u oración en reparación de todo este daño, como dije, mi prometido, me perdonó por gracia de Dios, pudimos superar todo esto juntos agarrados de Dios, del Santo Rosario y de la Sma Virgen, Y Dios me dió una lección al mostrarme todo el daño que había hecho durante toda mi vida, al ver todo esto, Dios quebrantó mi soberbia, al ver que hice daño hasta llegar a quienes mas amo, mis hijos, que son mi mas grande tesoro, que son parte de mi y que dependen de mi en todo, mi novio, ese hombre que es el único que realmente me ha amado y se ha preocupado por hacerme mejor persona, y lo valoré y valoré su perdón, y valoré su gran amor a Dios y a mi, y valoré el amor de mis hijos y mi familia, y Dios siguió dandonos a mi novio y a mi muestras palpables de su amor y de que El mismo nos unió, para dar testimonio del amor verdadero, del amor que viene de Dios, del amor que se entrega todo que hace que te olvides de ti mismo para hacer feliz al otro,  porque después de todo este dolor insoportable, El nos abrazó con Su ternura de padre y la Sma Virgen nunca se alejó de nuestro lado, El nos allanó el camino para llegar a donde estamos ahora y me juré a mi misma frente a mi Señor nunca mas alejarme de Su camino y vivir para mi familia,para mis hijos,  para mi esposo cuando ya lo sea y ser la mejor esposa con ayuda de El y la Santísima Virgen, imitando Su amor, pidiendo el don de la obediencia y la perseverancia en la oraciòn, no dejando nunca de rezar en pareja el rosario y despuès en familia. Y consagrando nuestra relación y futura vida juntas al Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús.

 Sin la Santísima Virgen y el rosario yo en verdad estaría muerta en vida y no estaría hoy con este gran nuevo comienzo, hoy tengo el amor de Dios y el amor maternal de María y su bendita intercesión como eje principal de mi vida, no dejo la confesión ni la comunión, y vivo los sacramentos, trato de dar testimonio de lo que digo siempre, y no es facil negarnos a nosotros mismos para seguir al Señor, pero estamos en ese camino, estoy por casarme e iniciar una nueva vida, se el valor del perdón y del amor y de la vida en Dios, se que fuera de El  no existe felicidad posible, todo es vacío y todo es triste, todo es temporal, que sin Dios no somos absolutamente nada, no somos capaces de nada.. La Misericordia de Dios es infinita, pero saben? Tambien es enorme Su justicia, y hay que reparar cada pecado cada falta, hay que reparar, porque el demonio nos cobra todas y cada una de las veces que le hicimos caso, y el demonio una vez que Dios nos ha arrebatado de sus garras y nos ha quitado las escamas de los ojos, tratará invariablemente de volvernos a hacer caer y peor, y sus ataques seran cada vez mas feroces, y atacará en lo que más nos duele, en mi caso, mi hijo, pero Dios siempre estara ahí para defendernos si no nos separamos de Su lado y no dejamos la oración, Dios permitirá que seamos atacados hasta cierto punto, después de que hayamos pagado lo que tengamos que pagar, y hayamos aprendido lo que tengamos que aprender, y purificado lo que tengamos que purificar, El no permitirá que el demonio se acerque mas, mucho menos con la Sma Virgen a lado y el rezo del rosario que es el arma mas poderosa contra el demonio, que, dicho sea de paso, existe, no se engañen creyendo que es un mito, el demonio existe es bien real, y es mas poderoso de lo que creen, el infierno existe, y Dios no mintió en los Evangelios al decir que existe ese lugar, y el demonio que siempre esta esperando llevarnos a el y alejarnos de Su amor a traves de los engaños del mundo, a través de los placeres de la carne, del dinero, la "abundancia", las supuestas diversiones que nos embrutecen y nos alejan de la verdadera vida que es la santidad, que es el camino del calvario, el camino de la cruz, La vida es corta para desperdiciarla pecando en vez de ganarnos ver el rostro de Dios cuando muramos, en vez de amar mas a los demàs y ver a Dios en cada uno, la única forma de ser felices y ver a Dios es tomando la cruz y siguiendo 10 sencillos mandamientos que se resumen en uno solo:AMAR COMO DIOS AMA, hasta dar la vida por amor al otro, amar al que no nos ama, amar al que nos odia, sufrir con alegría como Nuestro Señor lo hizo y unir nuestros pequeños sufrimientos a Su gran y enorme sufrimiento, como lo han hecho todos los santos, entender que tenemos un llamado hacia la santidad, negarnos a nosotros mismos, tomar la cruz con amor, y seguirlo, solo se llega a Dios a través del camino de la cruz, no hay otro modo, y  entonces esa felicidad que tanto buscaba yo, ese hueco en mi alma que pretendía yo cubrir con amores del mundo y placeres,  lo llenó por completo el  amor de  Dios, Su ternura, Su paz, y mi corazón porfin descansó, y hoy veo los sufrimientos de diferente manera, y sigo cayendo en errores obvio pues estamos en el camino, pero hoy les digo esta paz que Dios me ha dado en el alma, no la cambio ni por todo el oro del mundo, jamás volvería a caer en esa vida vacía, siento como si me hubiera Dios sacado de un monte de estiércol, al que estaba arrastrando a mis propios hijos y al hombre que amo, y he meditado mucho, y  entre las cosas que he meditado, me preguntaba, porque en mi generación y las que vienen, se nos ha hecho tan fácil a las mujeres portarnos asi, sin moral, sin principios, con tanto egoísmo? Porque hoy hacemos cosas que a nuestras abuelas les hubieran causado repugnancia y las llamamos normales o buenas? Y decimos que las abuelas eran "rigidas, exageradas, sumisas y anticuadas"?? 

Y hoy hay quienes defienden las cosas antinatura que antes la sociedad entera rechazaba, y hoy hay que llamarle "normal" a ver dos hombres tomados de la mano, o "adoptando" un pobre bebé sin importar los daños psicológicos, espirituales, morales y muchas veces físicos a que será sometido viviendo con dos papás o dos mamás??!!!, he llegado a la conclusión de que el demonio ataca desde siempre a las mujeres fuertemente porque Dios nos dió una misión muy grande,  solo la mujer tiene el don de ser MADRE, hasta Dios mismo quiso tener una, y eso creo que nos da una idea de cuanto amor y ternura nos tiene Dios, el demonio nos tentó y nos dañó desde el principio, a quien le dió la tentación de desobedecer a Dios primero? A Eva!! Porque si analizamos, Eva, tendría tal influencia en Adan que lo haría caer con ella. El demonio odia a la mujer porque la mujer es el instrumento de Dios para traer almas santas a este mundo, odia la familia porque la familia es la iglesia domestica de donde salen santos, donde se santifica y glorifica a Dios por medio del matrimonio, el demonio ha tratado de destruír esta alianza del matrimonio desde el principio, y cual es la forma mas sencilla de destruír la familia? Destruyendo la médula de la misma, esa es la madre, la mujer, asi que lo que el demonio hizo fue hacernos creer, o a nuestras antepasadas que luchaban por la "liberación femenina" que el ser ama de casa y darle amor y atención a nuestros esposos era "denigrante" o "humillante" , Cuando eso es lo que Dios nos manda en Su palabra!!! Estar en nuestras casas ocupándonos  de tener unos hijos sanos y santos, e impulsando a nuestros maridos a ser mejores y mas santos!! La mujer es la medula de la familia!! Una buena esposa puede hacer que su marido sea un hombre realizado y feliz con su amor apoyo y palabras, y una mala esposa, puede destruír y hundir a su marido y sus hijos hasta lo mas bajo, hermanas, Dios nos dió una misión hermosa y grandísima que ningun hombre, aunque cambie de sexo fisicamente o se sienta mujer podra tener nunca, por esa razón el demonio nos ataca, odia a la Santísima Virgen porque gracias a ella Nuestro Señor vino al mundo a darnos la salvación y nunca logró que ella pecara, porque la creatura mas perfecta y amada por Dios, el primer sagrario, ES UNA MUJER!!! Es María, hermanas el demonio con este feminismo nos ha convencido de que mostrar nuestro cuerpo como un objeto es bueno, nos ha denigrado al grado de cosas, de objetos de consumo del hombre y saben lo peor del engaño??nosotras pensamos que esta bien!! 


Que entre mas nos mostremos "sexys" y curvilineas, mejores somos, niñas, de esa manera el diablo nos convierte en piedra de tropiezo, en objeto de pecado para otros, y saben que? Ni nos damos cuenta de que cuando andamos en bikini o faldita en la playa o calle hacemos pecar a hombres solteros, casados, consagrados y de mas con el pensamiento, y que eso puede condenarnos a nosotras!!! Honestamente  a mi me costó mucho trabajo despertar y entender esto, estaba totalmente cegada, cuando vi el daño de mi pecado, y como le falté al respeto a Dios y a mi cuerpo, que es un regalo que Dios me dió a traves del cual Dios mandó dos almas al mundo, y que ellos tambien resultaban afectados por mi pecado, quería morir del dolor y la culpa y por gracia de Dios y Su Misericordia hoy comprendo y puedo reparar el daño aunque se que una vida no me va a bastar para reparar, saben, la unión de una madre con su hijo es tan grande, que si la madre esta viviendo mal, en pecado aunque el hijo no lo sepa, lo afecta, el niño estara mal tambien, lo digo por experiencia, y si la madre trata de vivir en Dios y alcanzar la santidad, el hijo va a regresar a Dios y será bueno y si llegara a desviarse, las oraciones de su madre serán tan fuertes que el hijo nunca se pierde, siempre regresa, tambien lo digo por experiencia, y un ejemplo claro de esto son Santa Mònica y San Agustín su hijo, tambien la sociedad de hoy nos hace creer que esta bien matar a nuestros hijos dentro del vientre si nos estorban en nuestros "planes a futuro" o en nuestra realización personal, nos ha convertido en asesinas de nuestros propios hijos, en seres egoístas que solo piensan en su propio placer y aparente bienestar, nos ha convertido en objetos sin dignidad que hasta para anunciar una hamburguesa se exhibe casi desnuda, nos ha convertido en cosas deshechables que no sienten, nos ha hecho creer que los niños tienen una buena educación si les pagamos tareas dirigidas en la escuela y no salen hasta las seis pm y no pasan tiempo con nosotras porque estamos "trabajando" siendo empresarias, y las generaciones adolescentes de ahora estan tan solitarias, que viven llenos de rencor y en el exceso llenos de ellos mismos y vacíos de Dios, metidos en sus ipods sin hablar con nadie mas que con la gente de sus redes sociales, los padres ya no conocen a sus propios hijos!!, tambien pensamos que la castidad es algo pasado de moda, cuando es la mejor manera de vivir feliz, decirle virgen a una mujer ahora es un insulto cuando debería ser un halago, la verdad es que debemos ser concientes de que somos princesas de Dios con dignidad!! Tratemos a nuestros cuerpos con dignidad y respeto, amemoslos y guardemoslos solo para el hombre que será nuestro esposo, porque sera a traves de nuestros cuerpos que Dios de un soplo a una nueva vida!!! A las mujeres que me leen les digo, respeten su cuerpo no se exhiban como objetos de aparador, sean recatadas y lindas y femeninas, no apoyen cosas como el aborto, como la sexualidad desenfrenada, como las familias inexistentes y falsas de homosexuales, recuperen su valor como hijas de Dios, amense y respetense porque Dios nos ama con una ternura especial, imitemos a la Sma Virgen y consagremonos a ella y consagremos a nuestros hijos, entre mejores seamos, entre mas hagamos respetar a Dios a través de nuestras vidas, eso afectará  a todos los que amamos, tendremos una vida plena con un marido feliz e hijos sanos y buenos, seremos guerreras de Dios!!! No objetos para provocar cosas malas y la condenación de otros y si les dicen anticuadas, que importa??!! Ustedes seran las que tendran el premio en el cielo por haber glorificado a Dios a través de sus cuerpos y sus vidas.
Si alguien como yo, ha vivido ciego pensando que esta bien todo lo que el mundo enseña, le doy mi testimonio, porque hoy que entiendo estas cosas, siento el amor de Dios como nunca, vivo como nunca Su amor en la Eucaristía, y a traves del Santo Rosario vivo el milagro del amor de mi madre María Santísima en mi vida, hoy empecé una vida nueva con un hombre maravilloso que Dios y la Virgen pusieron para mi, y con unos hijos que son mi mayor regalo junto con mi futuro esposo, hoy quiero hacer una familia santa, de la mano de Dios guiados por la Virgen María, recuerden mujeres, que Dios nos creo porque vió que el hombre no debía estar solo, Dios nunca dijo que el hombre estaba super bien con mas hombres, Dios hizo una Eva, a partir de la costilla de Adán, para ser su compañera y para cuidar de el, para ser su apoyo y su amiga, Dios nos sacó de la costilla de nuestro esposo pueden estar seguras de eso, y eso significa ser una sola cosa con el, y ser solo de ese hombre, no de muchos, atesoren a sus esposos, y las solteras, esperen en oración y con paciencia al hombre que Dios hizo para ustedes, les aseguro que existe!!! Yo soy testimonio de ello!!! Paz y bien y bendiciones



2 comentarios:

  1. hola paso visitando su blog, sean muy bendecidos.

    mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Carolina,

    Muchas gracias en verdad por tu gran testimonio... He llorado, y sigo haciéndolo vergonzosamente, porque me he visto reflejada en el.
    Mira tú, que nuestro Señor o nuestra Madre Santísima o mi Ángel de la Guarda, me dieron la idea de entrar a este blog cuando no lo había hecho ya en varios días, precisamente cuando me encuentro mal anímica y espiritualmente debido a conflictos familiares [aunque el malestar es de más atrás, sólo que ahora lo siento acentuado] que, debo decir, yo misma he instigado por mi ceguera, necedad y soberbia... Carolina, soy esa farisea que mencionas, esa hipócrita necia y ciega... ahora mismo me siento menos que porquería, una inmundicia que acumula pecado tras pecado... Solo estorbo a mi familia. Yo también me siento una inútil y muy cobarde, con un terror a enfrentar la vida y sus responsabilidades y un temor descomunal hacia las personas... Esto tiene su origen debido a algo que tengo, y que tendré que llevar hasta el día que muera, lo cual me causa mucho sufrimiento por los efectos que conlleva esto... Lo que quiere decir que no he aprendido a aceptar esta cruz que Dios me dio...
    Ya me extendí, discúlpame, sólo permíteme agradecerte nuevamente por tan conmovedor diálogo que nos has compartido; de alma a alma. Por algo entré aquí hoy y leí esto, quiero creer que el Señor me está mostrando su misericordia, porque a pesar de haberlo lastimado y ofendido otra vez [lo que me hace sentir asqueada de mi misma y muy arrepentida[, me alienta, me da esperanza y refuerza mi fe tibia a través de tu testimonio de vida... Me dice que puedo cambiar para bien, siguiendo tu ejemplo Carolina. Sólo es cuestión que me decida y quiera estar con el Señor y Su Santa Madre.
    Me encomiendo a tus oraciones, pues la batalla espiritual no da tregua y yo me siento un blanco fácil, ya que ahora no estoy en mi mejor momento espiritual. Yo te incluiré en las mías.

    Que Dios te bendiga con abundantes gracias a tí y a tu familia, y que la Santísima Virgen María os cubra con su manto bendito y junto con los Ángeles de la Guarda de cada uno de ustedes, os proteja y defienda del demonio y sus tentaciones. Amén.

    Jaz S.

    ResponderEliminar