viernes, 31 de enero de 2014

YOGA NO LO PRACTIQUES!!

Padre Jordi Rivero
Jesús



En vez del Dios Trino,  la serpiente
cobra de tres cabezas
Popularmente, el yoga se asocia con ejercicios de relajación y cuidado del cuerpo. La tradición cristiana reconoce que el cuerpo es parte integral de la persona y es templo del Espíritu Santo y por lo tanto merece respeto y un cuidado adecuado. La postura del cuerpo puede ayudarnos a poner mejor atención en la oración. En la India muchos cristianos rezan en una postura similar a la que asociamos con el yoga pero eso no significa que estén practicando yoga. Ver la postura de Jesús en el vía crucis del 2009 del Vaticano (izquierda). Pero el yoga (el camino) con frecuencia no es solo una posición del cuerpo sino que está ligado en sus orígenes a la religión hindú. Hay muchas diferentes escuelas de yoga. En el occidente se suele hacer una mezcla del yoga con otras creencias que forman parte de la nueva era. Se promociona como un método para lograr un estado alterado de la conciencia en el cual se tiene la sensación de ser uno con el universo. Ofrece una vida mejor sin preocuparse de renunciar al pecado ni esforzarse por vivir según la moral cristiana.
La palabra "yoga" viene del sánscrito "yug" que significa "unir"; literalmente significa "unión con la divinidad". No se trata de unión con Dios, nuestro Padre, pues la religión hindú no reconoce un Dios personal sino al Braman, o Absoluto, que es energía impersonal. Según el hinduismo, el fin de todo yoga es la realización del absoluto uniéndose a Braman. La energía, según el hinduismo, lo invade todo y se manifiesta en muchos dioses. Uno de estos es el dios Chiva, deidad que juega un papel importante en la práctica del yoga.  
El concepto de que todo es parte de una misma sustancia envolvente se conoce como "monismo". Referido a Dios, se llama panteísmo: "Dios es todo y todo es Dios". En consecuencia, todos los seres serían parte de la divinidad. Tanto el monismo como el panteísmo son teorías claramente contrarias a la fe católica.
El yoga está vinculado con otra creencia hindú, la Reencarnación. Creen que el espíritu está atrapado en el cuerpo, por lo que buscan liberarlo para que pueda fusionarse con la energía que es dios. A esta fusión con la divinidad se le llama "samadi". 
La liberación del espíritu se lograría alterando los estados de conciencia, para lo que es necesario la "meditación" y las posturas del cuerpo.  El yoga también se practica en el Budismo.
Ver también:"Por que el yoga es incompatible con el cristianismo"
  La Yoga explicada por sacerdote indio
Yoga: Mucho yo y poco Jesús
De maestro yoga a prior de monasterio
-explica el engaño de la yoga

Tipos de yoga
Existen siete escuelas tradicionales de yoga, a saber: Raja Yoga, Karma Yoga, Jnana Yoga, Hatha Yoga, Laya Yoga o Kundalini Yoga, Bhakti Yoga y Mantra Yoga. Cada escuela emplea un método distinto para desenvolver los "chakras" pero todas pretenden llegar, mediante un vacío interior, conseguido a través de la alteración de los estados de la conciencia, a la realización de la propia divinización.
En el Hatha Yoga, uno de los más practicados en Occidente, los ejercicios físicos y las posturas están destinados a condicionar la mente y entonar el cuerpo para experimentar un estado alterado de conciencia. Los ejercicios respiratorios se usan para controlar el "prana", que, supuestamente, es la fuente de energía psíquica y el origen de todos los fenómenos extrasensoriales experimentados en los estados avanzados de las prácticas yoga. El prana se localizaría en los "chakras", los cuales lo regulan.
¿Yoga sólo como ejercicio?
Muchos cristianos dicen que utilizan el yoga exclusivamente para hacer ejercicio sin involucrarse en el aspecto pagano. A ellos responde el famoso Suami Vishnudevananda: "Mucha gente piensa que el Hatha Yoga es solamente un mero ejercicio físico. Pero en realidad, no hay diferencia entre el Hatha Yoga y el Raja Yoga (la disciplina ocultista de los hinduistas)".
La tradición cristiana toma en cuenta la importancia del cuerpo y de los sentidos en la oración, ya que somos cuerpo y alma y estos dos aspectos no se pueden desvincular. Pero, ¿por qué optar por ejercicios que están asociados a prácticas idolátricas?
Es necesario estar bien atentos a que la esencia de la oración es unión con Dios, quien se ha revelado plenamente en Jesucristo. Por eso nosotros no ponemos la mente en blanco sino que recurrimos a Jesús en la oración para que El, y sólo El, reine en nuestros corazones.  
Recomendamos mucha cautela: 
-Los centros de yoga suelen ser lugares de promoción (velada o abiertamente) para las creencias orientales, el hinduismo y la nueva era. Se ofrece literatura, otras reuniones...  El ambiente va influyendo paulatinamente.
-Los libros de yoga pueden incluir enseñanzas
hindúes o de la nueva era.
-El cristiano no debe tratar de poner su mente en "blanco", hacer "mantras" o tener "experiencias" extrasensoriales. ¡Cómo le gusta al enemigo de Dios que la gente se relaje y ponga su mente en blanco cuando él está rondando! Una mente abierta a que entre cualquier espíritu sería fácilmente penetrada por el demonio. La oración cristiana se centra en Jesucristo Nuestro Señor
de manera que la mente se somete a El. No permitimos cualquier intruso.

1 comentario:

  1. Es una forma demoniaca de invocar a Satanás , pero las personas más se interesan por su vanidad y apariencia que por su Fe.

    ResponderEliminar