miércoles, 30 de enero de 2013

LOS ENGAÑOS DE HARRY POTTER

 

Joanne Kathleen Rowling es hoy en día la tercera mujer más rica del Reino Unido. Ha recibido un doctorado por la Universidad de Exeter por haber contribuido a que los niños lean más, y también ha sido condecorada por la reina del Reino Unido. Recientemente, la revista "Selecciones" ("Reader's Digest") le dedicó una portada con el titulo "La Mujer que Embrujó el Mundo". Actualmente, se le considera la autora más popular del mundo. Ella es quien ha escrito una serie de libros cuyo personaje es Harry Potter.
Este personaje está consiguiendo que las familias prefieran leer antes que ver la tele o jugar con video-juegos.
*** El problema es que la serie de libros de Harry Potter son auténticos MANUALES DE INSTRUCCION PARA INTODUCIRSE EN EL OCULTISMO. - En estos libros se enseña a proferir encantamientos de magia a los niños, y se les habla del poder que tiene el beber sangre. Posiblemente, este sea uno de los mayores peligros para los niños y jóvenes de hoy en día, ya que no sólo les enseña PRINCIPIOS DE ESPIRITISMO, sino que además, les enseña SU APLICACION!!
La BBC ha comenzado un programa donde se lee, sin interrupción, el primer libro de Harry Potter. La presentación de estos libros suele coincidir con festividades del mundo de la brujería. Los libros han sido traducidos a 42 idiomas diferentes, se han vendido más de 100 millones de copias, y han superado en ventas a la propia Biblia. (Algunos profesores promocionan esta lectura en sus clases, e incluso se está estudiando la posibilidad de incorporar a algunas escuelas los libros de Harry Potter como libros de texto. En algunas escuelas de California y Nueva York se ha dado el caso de celebrar una SESION ESPIRITISTA dentro del programa de clase.
En la ciudad de Buffalo, Nueva York, una profesora de enseñanza primaria introdujo a sus alumnos en el Método Silva de Control Mental. Mediante este método, los alumnos de clase pudieron "visualizar" y dialogar con los supuestos espíritus de George Washington, Abraham Lincoln, y otros personajes famosos que habían muerto.

Mientras tanto, algunas comunidades ocultistas están siendo desbordadas con la gran cantidad de llamadas de niños que quieren introducirse en la BRUJERIA.

Para saber mas:http://www.contranewage.blogspot.mx/2014/03/harry-potter-y-sus-mensajes-ocultistas.html?m=1  http://contranewage.blogspot.mx/2012/06/analisis-de-los-simbolos-ocultos-en.html?m=0




A través de estos libros, los niños están conociendo el lenguaje de la brujería. Por ejemplo, la expresión "Que la Fuerza sea contigo" es un saludo de despedida de aquellos que se reúnen en nombre de Satanás. Los libros de Harry Potter también enseñan los nombres de ciertos poderes como "Azkaban", "Draco", o "Hermes" que son realmente nombres de potestades espirituales.

Sobre la acusación de que sus libros estén dirigiendo a los niños a Satanás la autora J. K. Rowling dijo: "Es una basura decir que los niños están siendo llevados a Satanás. La gente debería admirar estos libros. Los libros hacen entender a los niños que el débil e idiota Hijo de Dios es una mentira viviente y será humillado cuando la lluvia de fuego venga, y vencido por el Señor de la Oscuridad mientras nosotros, sus fieles sirvientes, reiremos y celebraremos la victoria". En el mismo artículo, algunos niños expresan lo que ha hecho Harry Potter en sus vidas: "Harry Potter me ha enseñado que la magia es algo real y que la Biblia está llena de mentiras aburridas". Otro niño dice: "Los libros de Harry Potter son geniales, porque lo enseñan todo sobre la magia y lo enseñan también a controlar a las personas y tomar revancha contra los enemigos"

Otro niño ha organizado junto con sus vecinos un club llamado "Potter para destruir a Jesús". La cuota de miembro es de $6.66, y el iniciado, para ser aceptado, tiene que proferir una maldición contra Jesús y ser marcado con una señal en la frente que se le hace con un cuchillo pequeño.

Antes de la publicación de estos libros, las iglesias satánicas estaban teniendo problemas para obtener nuevos miembros. Recientemente, el Gran Sacerdote Egan de la Iglesia de Satanás en Salem, Massachusetts, haciendo referencia a Harry Potter dijo:

"Harry es un enviado divino para nuestra causa. Últimamente hemos tenido más peticiones para entrar en nuestra organización de las que podemos atender".

Es sorprendente el apetito insaciable de la gente por el espiritismo. El 19 de junio la American Library Association concluyó su congreso en la ciudad de San Francisco y emitió una nota pública en la que decía que, actualmente, la venta de libros de Harry Potter supone el 11% de todas las ventas de libros del mundo. Es sorprendente!

Sin siquiera abrir los libros de Harry Potter, se pueden descubrir en sus portadas símbolos ocultistas tales como el anticristo y el mismo Satanás.

"El verdadero símbolo mágico es una imagen que esconde un significado oculto. (Frederick Goodman, Magic Symbols, pág. 6)
 Foto: LOS ENGAÑOS DE HARRY POTTER - 2da Parte -
Otro niño ha organizado junto con sus vecinos un club llamado "Potter para destruir a Jesús". La cuota de miembro es de $6.66, y el iniciado, para ser aceptado, tiene que proferir una maldición contra Jesús y ser marcado con una señal en la frente que se le hace con un cuchillo pequeño.

Antes de la publicación de estos libros, las iglesias satánicas estaban teniendo problemas para obtener nuevos miembros. Recientemente, el Gran Sacerdote Egan de la Iglesia de Satanás en Salem, Massachusetts, haciendo referencia a Harry Potter dijo:

"Harry es un enviado divino para nuestra causa. Últimamente hemos tenido más peticiones para entrar en nuestra organización de las que podemos atender". 

Es sorprendente el apetito insaciable de la gente por el espiritismo. El 19 de junio la American Library Association concluyó su congreso en la ciudad de San Francisco y emitió una nota pública en la que decía que, actualmente, la venta de libros de Harry Potter supone el 11% de todas las ventas de libros del mundo. Es sorprendente!

Sin siquiera abrir los libros de Harry Potter, se pueden descubrir en sus portadas símbolos ocultistas tales como el anticristo y el mismo Satanás.



"El verdadero símbolo mágico es una imagen que esconde un significado oculto. (Frederick Goodman, Magic Symbols, pág. 6)

 2. Análisis de Libros y Películas de Harry Potter:
    Los libros y las películas de Harry Potter nos ofrecen una agradable aventura fantasiosa. La autora logra mantener la atención del lector página tras página y capítulo tras capítulo con una trama bien tejida, llena de misterios y sorpresas.
 Sin embargo, estas historias literarias, ahora cinematográficas, no son propiamente una fantasía, aunque aparecen en ellas algunas cosas imaginarias, como unicornios, duendes, juegos de muchachos volando en escobas, lechuzas que llevan cartas, etc. Esta parte es fantasía.
Lo que no es fantasía son otras cosas que tienen lugar en el mundo de Harry Potter y que bien pueden suceder y de hecho suceden en la vida real: la magia, la brujería, los hechizos, etc. Estas cosas no son fantasía y son de un grave peligro, tanto para adultos, como para jóvenes y, sobre todo, para niños, a quienes primordialmente está dirigida la saga.
Veamos algunas de estas peligrosas prácticas que nos presentan estas aventuras en forma aparentemente inocente.
Se presentan, en forma liviana y hasta simpática, hechos de Magia oculta, muy distinta a la otra magia de trucos hechos por destrezas, con los que se pretende engañar la vista de los espectadores. En la magia de esta saga aparecen Magos y Hechiceros, los cuales usan recursos típicos de la magia oculta, como hechizos, encantamientos, ceremonias, conjuros, etc. ... y hasta pociones, para cambiar el ambiente o para afectar a las personas.
Ceremonias: la ceremonia del Sombrero Seleccionador, con la presentación de objetos materiales animados como si fueran espíritus: sombrero actuando y hablando, taburete moviéndose, velas encendidas flotando en el aire. También “fantasmas”, los cuales son realmente espíritus que se hacen visibles a algunos o a todos los presentes en la sesión.
Hechizos, Maleficios y Conjuros: El Maleficio de las Piernas Unidas, con su respectiva palabra ocultista en lenguaje oculto (en este caso el latín) para dejar sin movimiento al receptor de tal mal. El Hechizo de la Inmovilización total, que dejó totalmente paralizado y petrificado a un compañero (Neville), también haciendo uso de la orden en latín.
Poder mental: Para luchar contra los “dementores”, apariciones de encapuchados, llamados “chupadores de almas”, que pueden chupar la alegría de la vida, pueden concentrarse (poder mental) en un hecho feliz de la propia vida, o también, lanzando un hechizo.
Escritura automática: Un instrumento “animado” que detecta el nacimiento de un niño mago y escribe su nombre en un libro.
Pociones: Entre las materias de los alumnos está la preparación de pociones para lograr efectos en las personas.
Acciones demoníacas: Se dicen cosas como ésta: “Harry sintió como si el Lazo del Diablo lo hubiera clavado en el suelo. No podía mover ni un músculo”.
Posesiones demoníacas: Voldemort (que representa al Demonio) toma posesión del cuerpo de Quirrell y dice cosas como ésta a través del poseso: “Tengo forma sólo cuando puedo compartir el cuerpo de otro ... Pero siempre ha habido seres deseosos de dejarme entrar en sus corazones y en sus mentes ... Mejor que salves tu propia vida y te unas a mí, o tendrás el mismo final que tus padres: murieron pidiéndome misericordia”.
“¡Pero si Harry Potter es pura fantasía! ¿Qué importa la fantasía?”
Un desconocedor del mundo del ocultismo y del satanismo podría creer que esto es pura fantasía. Pero los que han estado en ese mundo, o los que lo conocen por referencia, saben que este tipo de hechos son de la vida real. La Magia, la Brujería, la Hechicería son reales, como reales son las acciones que realizan los espíritus malignos y el mismo Satanás, a través de personas que se presten a ser usados por éstos.
He aquí un testimonio de una ex-bruja, Carmen Helen Guerra, que muestra que lo que sucede en Harry Potter es lo mismo que hacen los brujos reales: “Cuando yo era bruja, realizaba sesiones y ceremonias, invocaba espíritus y llamaba a entidades espirituales, lanzaba hechizos, quemaba velones, preparaba pociones”. (Testimonio publicado en el libro “Ungodly Rage” de Donna Steichen, 1991)

3. Exito y Peligros:

   ¿Qué atractivo tienen estas aventuras ocultistas, que han hecho que jóvenes y niños se alejen de la televisión y de los juegos electrónicos para ¡al fin! desarrollar el tan olvidado hábito de la lectura?
En primer lugar, estos escritos han venido a satisfacer una curiosidad por lo ocultista y un deseo de poderes extra-ordinarios que muchos niños, jóvenes y adultos tienen hoy en día, debido a influencias previas a través del cine, la televisión y los juegos electrónicos.
 En segundo lugar, estas historias satisfacen el deseo de aventura, por la buena trama de suspenso, misterio y fantasía que contienen, además de presentar el consabido enfrentamiento del bien contra el mal. Termina triunfando el “bien”, representado por Harry Potter. Es cierto. Pero este “bien” de Harry Potter es sólo aparente, pues no hay ni hechicería, ni brujería, ni magia “buenas”. Todas esas prácticas son malignas, por más que lo que se pretenda lograr al utilizarlas sea un bien.

 “¡Pero si Harry Potter usa esas cosas para hacer el bien!”
    Nunca puede justificarse el uso de un mal -en este caso, el uso de artimañas malignas contrarias a Dios y altamente peligrosas y nocivas- para lograr un bien. El fin, por más elevado que pudiera parecer, por más altruista que se presente, nunca puede justificar los medios usados.
Así que lo más grave en estas novelas es que se nos presenta un mal (el uso de poderes malignos a través de la hechicería, la brujería, la magia, el espiritismo, el satanismo, etc.) como si pudiera ser bueno, conveniente o necesario, para lograr fines buenos.
Pero al final del primer libro se deja ver la verdadera intención cuando ya se dice expresamente que la búsqueda de poderes malignos es lo único que importa, dejando además en confusión lo que es el bien y lo que es el mal. El poseído por Voldemort (Quirrell) dice así: “No hay ni bien ni mal, sólo hay poder y personas demasiado débiles para buscarlo”.
Sin embargo, para el momento de esta maligna revelación, ya el lector o espectador está tomado por el interés en la historia, en la trama, en los hechos, en el encanto de estos magos “buenos”, en el deseo de tener poderes como ellos, y muy probablemente se le escape esta observación que revela todo el mal y todo el peligro contenido en esta aventura.
A lo largo de la saga se nos han presentado todas estas prácticas demoníacas como inocentes y hasta buenas. Pero la verdad acerca de estas actividades malignas es otra. Veremos lo que dicen algunos que en la vida real han salido de ese mundo maligno, lo que dice la Biblia y lo que dice la Iglesia Católica.

4. Testimonios de ex-ocultistas:
(cf. Revista Envoy # 5.3)
   La misma ex-bruja, Carmen Helen Guerra, ya arrepentida, continúa así su testimonio: “¿A dónde me llevó esto? A la oscuridad, la depresión, la creación de un aura de tristeza alrededor mío. Frecuentemente me encontraba bajo ataques del demonio. La casa donde vivía estaba “animada” y llena de actividad “poltergista” (de espíritus malignos y almas condenadas), debido a residuos de “invitados” a sesiones espiritistas. Mis amigos y mi familia me tenían miedo. Sabía yo que no tenía futuro, sino un oscuro presente. Estaba atrapada por juramentos (hechos a los espíritus malignos) y por el “destino”... Un día dejé todo y volví a Jesús arrepentida de rodillas ... El me libró de la opresión y me devolvió mi alma -la cual había tontamente entregado al Maligno a cambio de poder”.
El regreso a la vida “normal” fuera del ocultismo no es tan fácil como pareciera desprenderse de este testimonio. Suele ser un camino difícil, pues el Demonio lucha para no perder sus presas. Dios es el Todopoderoso. Su infinito poder está -por supuesto- por encima del Demonio y de los demonios. Pero para las personas que se han dejado dominar por el Demonio su definitivo regreso a Dios está marcado por avances y retrocesos, caídas y levantadas, hasta que ¡por fin! llega el ansiado momento en que se da la conversión definitiva a Dios.
“A la mayoría de personas que han estado envueltas en ocultismo, les queda algo, como una huella de ese mal en sus almas, lo cual les da una especie de sensibilidad a lo ocultista, que otras personas no tienen. Esa ‘huella en el alma’ es la diferencia que estaba notando entre la gente que quedaba encantada con Harry Potter y aquéllos de nosotros que quedábamos perturbados. Sucedía que esa ‘huella’ volvía a ser tocada cuando leíamos Harry Potter, porque estábamos reconociendo cosas que habíamos conocido en el pasado y que habíamos rechazado por amor a Dios”. (Tony Collins, católica no practicante ahora convertida, había intentado practicar Brujería y Hechicería)
Clare McGrath, ex-curandera New Age, de regreso al Catolicismo, manifiesta su preocupación por Harry Potter, ya que reconoce en esta saga muchas de las artes que ella antes practicaba. Ella y sus compañeros de ocultismo, psicólogos, físicos y de otras profesiones (los cuales eran a la vez magos, brujos y hechiceros) defendían sus estudios ocultistas “porque eran de la categoría de magia blanca, muy parecida a la que aprenden Harry Potter y sus amigos en la Escuela Hogwarts”. Pero, habiendo dejado el ocultismo y regresado a la Iglesia Católica, ahora se da cuenta de que en realidad hay un solo tipo de magia “conocida como magia negra, ocultismo, satanismo y artes oscuras”.
Jacqui Komschlies hace una advertencia similar: “Tenemos que recordarnos que la brujería en la vida real puede llevar, y de hecho lleva, a la muerte, a la muerte eterna”. Por muchos años estuvo ella fascinada con lo extra-ordinario, apetito que desarrolló leyendo historias sobre “magos magia, poder y aventura” (lo mismo que presenta Harry Potter).
Al cabo de un tiempo se dio cuenta que no controlaba sus pensamientos. Un día los espíritus malignos, los poderes y las “diosas” que la acosaban hasta en sus sueños, comenzaron a hablarle directamente. Aterrorizada, clamó a Dios. El la rescató y las voces cesaron.
Vivian Dudro, quien no tiene experiencia en el ocultismo, revela su preocupación porque muchos niños, incluyendo sus propios hijos, después de haber leído las historias de Harry Potter, se encuentran fascinados por el ocultismo. Esta saga ha incitado a que los niños busquen más información en otras fuentes de brujería, magia y espiritismo.

5. Elementos anti-cristianos irrespetuosos en Harry Potter:
    La sangre del unicornio asesinado
es una enredada, distorsionada y pervertida analogía con Cristo (el Cordero asesinado) y con su Sangre redentora. El unicornio es presentado como un animal indefenso, puro y bello (igual que Cristo, el Cordero presentado en la Biblia). Matar el unicornio es un crimen monstruoso, pero el beber su sangre (analogía y perversión de la Eucaristía) conduce a una vida maldita. (Por cierto, usaron el cuerno y los pelos de la cola para preparar una poción).
El individuo representado por el “666” es el Sr. Nicolás Flamel (flame=llama), presentado como el personaje más generoso y noble de toda la novela, al final del primer libro y de la película es elevado a las alturas de la oblación personal, cuando a la edad de 666 años decide dar su vida por la salvación del mundo, al acordar con su amigo Dumbledore, el Director de la Escuela, que se destruya la “piedra filosofal”. Es decir, el símbolo de la bestia del Apocalipsis es presentado como el salvador de la humanidad para Harry y sus compañeros de escuela y para los lectores y espectadores de esta saga.
La palabra “transfiguración” para los cristianos significa el misterio de la Transfiguración del Señor en el Monte Tabor, presentado en la Biblia como el momento maravilloso en que Cristo se “transfigura” ante algunos de los Apóstoles, mostrándoles el esplendor de su divinidad. En el primer libro y en la película esta palabra es rebajada, tergiversada y pervertida al ser usada para describir la magia de cambiar un objeto por otro. En el segundo libro, la palabra es usada con mucha más frecuencia para significar frecuentes cambios de este tipo.
Sin embargo, aunque en el inglés original la palabra usada es “transfiguración”, en la traducción al español, equivocadamente, se usó la palabra “transformación”.
La “Mano de la Gloria”, que aparece en el segundo libro es un macabro objeto en forma de mano muerta la cual, introduciéndole una vela entre los dedos, alumbra sólo a quien la lleve,“¡el mejor aliado de los ladrones y saqueadores!”.
“La Gloria” es un término usado para describir atributos de esplendor, honor y elevación, que sólo Dios posee. Y en la Biblia, es usada esta palabra para significar la manifestación de la Vida Divina y de Dios mismo. ¿Por qué tergiversarla al mostrar un objeto macabro de muerte, que para colmo ayuda a los delincuentes?
Monjas y Frailes son presentados como almas perturbadas (“monjas fúnebres de figura harapienta arrastrando cadenas” junto con un “Fraile Gordo”), contrastando estos espíritus con un “alegre fantasma” en la ceremonia de la “Fiesta del Cumpleaños de la Muerte” que aparece en el segundo libro.

6. Nombres macabros escondidos:

    Hay muchas palabras y nombres inventados, que parecen no tener un origen etimológico conocido y que podrían tener significados malignos escondidos:
Muggles : Personas que no practican magia o la consideran como lo que realmente es: maligna, demoníaca y peligrosa.
Quidditch: Deporte en escobas voladoras.
 Hufflepuff, Gryffindor, Slytherin: Nombres de Secciones de la Escuela.
Pero otras tienen un significado encubierto abiertamente macabro:
“Hogwarts” : (Berrugas de puerco): Nombre de la Escuela.
“Ravenclaw”: (Pezuña de cuervo): Otra sección de la Escuela.
 “Crookshank”: (Garfio de canilla): nombre del gato en el libro 3.
“Soul suckers”: (Chupadores del alma) que supuestamente roban la felicidad a los magos.

7. Lo que dice la Biblia:

    “A los hechiceros no los dejarás con vida” (Ex. 22, 17).
“No practiquen la hechicería ni la astrología” (Lev. 19, 26).
“No se dirijan a los brujos ni a los que llaman a los espíritus: no los consulten, no sea que con ellos se manchen” (Lev. 19, 31).
“Si alguno se dirige a los que consultan a los espíritus, o a los brujos para prostituirse con ellos, volveré mi rostro contra él y lo eliminaré de su pueblo” (Lev. 20, 6).
“Todo hombre o mujer que llame a los espíritus o practique hechicerías morirá” (Lev. 20, 27).
“Que no haya brujos ni hechiceros; que no se halle a nadie que se dedique a supersticiones o consulte los espíritus; que no se halle ningún adivino o quien pregunte a los muertos. Porque Yavé aborrece a los que se dedican a todo esto, y los expulsa delante de ti a causa de estas abominaciones” (Deut. 18, 10-12).
Y, por boca del Profeta Isaías, Dios lanza un durísimo discurso para el pueblo pagano de Babilonia, donde la magia se practicaba por doquier y ponían en ella desmesurada confianza. He aquí algunas frases: “Te va a ocurrir una desgracia que no podrás evitar ... Quédate, pues con tus encantamientos ... a ver si te ayudan en algo ... Que se presenten y que te salven los que describen los cielos y observan las estrellas y te dan a conocer cada mes lo que te sucederá. Serán todos como paja que devora el fuego ... En esto vendrán a parar tus magos: se irán corriendo uno tras otro y no podrán salvarte”. (Is. 47, 9-15)

8. Lo que dice la Iglesia:

    La Iglesia prohibe terminantemente todo contacto con cualquier forma de ocultismo. Y lo prohibe, no porque sea “fantasía”, sino por las nefastas consecuencias que tiene para la vida en la tierra y para la vida eterna. Lo prohibe, además, porque se cambia la confianza en Dios por la sumisión al Demonio.
El Catecismo de la Iglesia Católica nos advierte: “Todas las prácticas de magia o de hechicería, mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo -aunque sea para procurarle la salud-, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, invoquen o no la intervención de los demonios” (CIC # 2117).

9. CONCLUSION:

    Harry Potter es un abecedario del ocultismo, pues enseña el ABC de la Magia, la Brujería, la Hechicería, el Espiritismo y el Satanismo. Es la más nueva argucia del demonio para captar personas, especialmente niños y jóvenes, para el mundo del ocultismo, el cual sabemos que controla, y en él logra ganar muchos adeptos que ponen en peligro su salvación eterna.
Y, como si fuera poco eso de perder la vida eterna -a juzgar por los testimonios de gente que ha regresado del ocultimo- sabemos que puede llevar también a trastornos mentales, tormentos externos e internos, y hasta a la locura y el suicidio, los cuales podrán verse como desórdenes psicológicos, pero tienen -en el caso de los aficionados a estas actividades- una fuente bien específica: el ocultismo maligno y el deseo de poderes extra-ordinarios.
Toda magia es magia y es maligna. Inclusive la llamada “magia blanca” es también magia y es maligna, pues se apoya en los poderes de los demonios para fines personales, egoístas y caprichosos.
Los ocultistas consideran que hay tres tipos de magia:
Magia neutra, que es el uso de supuestas habilidades mediúnicas de la persona.
Magia blanca, cuyo poder viene -supuestamente- de espíritus “buenos” o de “dioses” y es la magia utilizada con fines “buenos”, como pueden ser sanaciones, protección, buena suerte, riquezas, búsqueda de pareja, etc.
 Magia negra, que se apoya en espíritus malos y es usada para fines malos, como la persecución, venganzas, destrucción y hasta la muerte misma.
La magia considerada “neutra” es la practicada en las “ceremonias”, en las que se invoca a espíritus o dioses. Equivocada y engañosamente consideran quienes la practican que se apoya en supuestos poderes del inconsciente.
Igual error es considerar “buena” la llamada “magia blanca” porque se use para lograr cosas “buenas” a través de supuesto espíritus “buenos” o de “dioses”.
Pero se sabe que esos espíritus no pueden ser “buenos” y esos “dioses” no pueden ser Dios, pues Dios es uno solo.
Entonces ... ¿quiénes pueden ser esos “dioses”? Los “dioses” que se prestan para complacer a los que buscan ocultos poderes son demonios disfrazados de “dioses”.
Y ¿quiénes pueden ser esos “espíritus”? No pueden ser sino demonios y/o almas condenadas que están siempre listos para complacer a los que buscan poderes ocultos, para luego acabar con ellos, volviéndolos locos y llevándolos a la perdición.
Los únicos espíritus buenos son, los Angeles que permanecieron fieles a Dios (¡no los ángeles caídos convertidos en demonios!) y, adicionalmente, las almas de los Santos y de los salvados. Y estos espíritus buenos (buenos de verdad ... no como los otros que se hacen pasar por buenos) están a la orden de Dios y sólo a El sirven y dan gloria: no están para estar complaciendo antojos y peticiones oscuras ¡aunque puedan parecer muy buenas!
Los espíritus buenos responden sólo a Dios y pueden manifestarse a los humanos, sólo si Dios -por una gracia especialísima y soberana de su parte lo permitiera. Y cuando Dios permite algo así tan extraordinario y privilegiado, siempre es para manifestar gracias dirigidas a la salvación eterna de sus creaturas ... no para caprichos y deseos temporales. Y estos casos se dan con muy poca frecuencia.
Pero en el ocultismo la cosa es muy diferente: los magos, hechiceros y brujos hacen causa común con el Demonio, aunque no lo sepan y aunque no lo crean.
La Magia, la Brujería, la Hechicería y otras artes ocultas son todas satánicas, pues los que las practican se someten a Satanás, quien puede “vestirse de ángel de luz” (2 Cor, 11, 14), o de cualquier otra cosa, para engañar, pues es “el inventor (o padre) de la mentira” (Juan 8, 44 ).
Toda Magia y cualquier otra forma de ocultismo termina por alejar de Dios y por someter al Demonio a aquéllos que se sienten atraídos por estas cosas y a los que la practican o intentan practicarla, además, de causarles graves trastornos psíquicos y mentales. Esa es la experiencia de los que están imbuidos en ese mundo y el testimonio de los que han estado allí y han regresado a Dios.
Terry Ann Modica en su libro “The Power of the Occult” nos da a conocer cómo por haber jugado una vez la “Oiuja” terminó con una atadura con el Demonio, causada por su curiosidad y por su interés en la Magia: “Yo creía que todo era debido a mis habilidades “superiores” y a la ayuda de Dios (¡Qué engaño más monstruoso!) ... Yo no creía que los demonios existían ... Pero cuando miro hacia atrás me doy cuenta de cómo Satanás me apresó debido a mi interés por lo oculto. Utilizando mi curiosidad, me fue introduciendo cada vez más profundamente en el ocultismo, llevándome cada vez más y más lejos de Dios y de Su Verdad”.
complemente esta información con:

1 comentario:

  1. Lo peor de todo es que nadie lo cree , piensan que es fanatismo , que eso es normal para los niños.

    ResponderEliminar