domingo, 28 de octubre de 2012

Apariciones de Kibeho, Rwanda

APARICIONES EN KIBEHO, (RWANDA, AFRICA) 1981-1989
-Padre Jordi Rivero

 


"Madre del Verbo"
"Nuestra Señora de los Dolores"
Las apariciones comenzaron el 28 de Noviembre de 1981. La última: 28 Nov. 89
Anticiparon el genocidio que ocurrió en 1994. 
Aprobación formal del obispo:
2001.
Los videntesLa primera en tener apariciones fue Alphonsine Mumureke, de 16 años. Las tenía en la escuela y los maestros y estudiantes no le creían y muchos se burlaban de ella. Pero mas tarde otras dos muchachas empezaron a ver también a la Virgen. Alphonsine fue filmada durante algunas apariciones. Un doctor de la comisión de investigación de la Iglesia examinó a la joven durante la aparición. 
La segunda joven fue Nathalie Mukamazimpaka, 17 años. Comenzó a ver a la Virgen en enero 1982. Vió a la Virgen casi 2 años.
La tercera fue Marie Claire Mukamgango, de 21 años. Vió a la Virgen de marzo a septiembre del 1982. Antes no creía en las apariciones. La Virgen le dió la misión de difundir el Rosario de los Siete Dolores de María. (Ella murió en la masacre que relataremos después).
Otros cuatro jóvenes videntes no fueron incluidos en la aprobación eclesiásticaCuatro jóvenes de Kibeho dijeron que también veían a la Virgen en diferentes ocasiones, pero solo han recibido aprobación oficial las apariciones a las tres arriba mencionados.
Entre las muchachas que reportaron ver la Virgen había una joven musulmana que se convirtió y bautizó. También un joven pagano llamado Sagstashe, quien después de las apariciones se convirtió tomando el nombre Emmanuel. A Emmanuel, Jesús se le apareció en el campo en julio del 1982 y le enseñó el Padre Nuestro y el catecismo. El nunca antes de las apariciones había estado en una iglesia.
Las apariciones terminaron para seis de los videntes en 1983 y solo Alphonsine continuó teniendo apariciones, una vez al año el 28 de noviembre. La última fue en 1989 de esa fecha.
La Virgen comunicó un mensaje urgente para el mundo:
La Virgen enseñó: -la importancia del rosario / -la oración sincera / -penitencia / -amar / -tener una fe viva / -conversión / sobre todo un llamado a la reconciliación.
También llamó a la renuncia del pecado. Se lamentó de la -idolatría / -irreverencia / -materialismo / -hipocresía / -inmoralidad sexual.

La Virgen advirtió que todo esto tendría graves consecuencias. Por eso exhorta a sus hijos a una profunda conversión.  Hay que dejar de ir por dos caminos, es necesario seguir uno solo, que lleva a Cristo.
¿Que ocurriría?
Según cuentan las chicas, la Virgen se presentó como "Madre del Verbo (En lengua local: "Nyina Wa Jambo"); tenía la piel oscura, invitó a la conversión, a la oración y al ayuno. Sólo en una ocasión (el 15 de Agosto de 1982) les mostró imágenes terribles; un río de sangre, personas que se mataban entre sí, cadáveres abandonados sin nadie que les diese sepultura… 
En el libro, The Final Hour, pg 255, PUBLICADO 2 AÑOS ANTES DEL GENOCIDIO, aparecen los mensajes de la Virgen en Kibeho:
Un rió de sangre, muchos cuerpos abandonados y decapitados -
... En una visión que duró ocho horas, vieron imágenes aterradoras de personas matándose unas a otras, de cuerpos echados a los ríos. Vieron los cuerpos sin sus cabezas -- decapitados.  Ellos lloraban y lloraban y los testigos a alrededor de los videntes se quedaron con una impresión inolvidable de temor y tristeza...
Si Rwanda no regresaba a Dios, habrán "ríos de sangre".  Trumpet of Gabriel pg. 164
Alphonsine dice que la Virgen vino a preparar a la humanidad para la venida de su Hijo:
"El mundo está llegando a su fin. El regreso de Jesús está muy cercano... La Reina de los Angeles viene a aconsejarnos que nos preparemos para la venida de su Hijo. Tenemos que sufrir con Jesús, rezar y ser apóstoles para prepararnos para su venida"
Las advertencias se cumplen:Entre 1994 y 1995 se desató una masacre en Ruanda por la guerra tribal entre los hutus y los tutsis. Fue un verdadero holocausto que hizo titulares en todos los periódicos del mundo. En pocos meses murieron unas 800,000 personas asesinadas.  Entre las víctimas, 3 obispos y mas de 400 sacerdotes y religiosos.  No se sabe el paradero de todos los videntes. Se dice que la familia de Alphonsine fue asesinada y ella pudo refugiarse en Zaire. Se piensa que Marie Clarie, Emmanuel y otros videntes fueron asesinados. Miles de cadáveres yacían sin sepultura por todas partes, muchos de ellos decapitados; cientos de cadáveres fueron echados al rió Kagera ensangrentando sus aguas.  ¡La Virgen lo advirtió!
Los mensajes no añaden nada a la doctrina de la Iglesia, pero son de gran importancia porque La Virgen viene a despertarnos, a advertirnos, para que vivamos la fe y cooperemos con ella en la salvación del mundo....  ¿Quien hace caso? ¿usted?
El gobierno ruandés había intentado transformar 13 iglesias católicas en monumentos conmemorativos del genocidio, cerrándolas al culto, pero la firme oposición de la Iglesia hizo que desistiera de su decisión. El santuario de Kibeho se convertirá en centro fundamental de conversión, de expiación de los pecados y de reconciliación. Fides 6/7/2001
¡EL PUEBLO DE DIOS ESTA DORMIDO!  Dos años antes del holocausto los mensajes proféticos de la Virgen habían sido publicados. También un film con los mensajes circulaba entre los ambientes marianos. Todo esto es fácil de verificar. Pero, a pesar de ello muy pocos tomaron los mensajes de la Virgen en serio. No es de extrañar que el mundo ignore a la Virgen. ¿Se imaginan ustedes a la ONU o a CNN reconociendo que la masacre había sido advertida por la Virgen María? Pero, ¿que ocurre con los fieles católicos?  El mundo ha tenido su nefasta influencia.  Andamos dormidos. Hay que despertar y comprometernos con nuestra Madre a tomar en serio nuestra fe cristiana. 
Cuando la Madre de Dios en numerosas apariciones por todas partes nos habla con urgencia sobre la necesidad de conversión y de vivir la fe, sería un grave error ignorarla. 
APROBACION DE LAS APARICIONES DE KIBEHO
El 15 de agosto de 1988, el obispo de la diócesis de Butare, dentro de la cual está Kibeho, Mon. Jean Baptiste Gahamanyi aprobó la devoción pública, mediante la dedicación del Santuario de Kibeho a "Nuestra Señora de los Dolores".
El 29 de junio del 2001, durante una Eucaristía en la catedral, concelebrada con todos los obispos de Rwanda y el nuncio apostólico, Salvatore Pennacchio, el obispo de Gikongoro, Augustín Misago, en cuya jurisdicción se encuentra Kibeho, declaró solemnemente como creíbles las afirmaciones de tres de las videntes: Alphonsine Mumureke, Nathalie Mukamazimpaka y Marie Claire Mukangango. La aprobación NO incluye a los demás videntes ni a las apariciones posteriores a 1983. Tampoco se aprobaron las apariciones de Jesús. Se toman en consideración sólo las apariciones públicas, en presencia de testigos. 
La proclama del obispo dice:
Sí, la Virgen María se ha aparecido en Kibeho el día 28 de noviembre de 1981 y en el curso de los seis meses siguientes. Hay más razones para creerlo que para negarlo.
 El Vaticano publicó la declaración del Arzobispo Misago el 29 de junio del 2001, lo cual es un signo del apoyo del la Santa Sede a las apariciones de Kibeho.
Persecución a la Iglesia en RwandaLa Iglesia de Rwanda aprueba la aparición en medio de una persecución iniciada por el gobierno local contra la Iglesia. En mayo de 2001 el Obispo Monseñor Misago (quien reconoció las apariciones) es encarcelado por el gobierno rwandés, acusado de haber participado en la masacre de 1994.
¿Acaso son nuestros hermanos de Ruanda mas pecadores que nosotros, o esta una advertencia para todos?, ¿Continuarán las masacres en el mundo?
Jesús en el Evangelio nos advierte que los sufrimientos de una parte del cuerpo son advertencia para la conversión de todos:
En aquel mismo momento llegaron algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios. Les respondió Jesús: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas?  No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.  O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.»  Lucas 13,1-5
Ruanda es una advertencia a toda la humanidad porque por todas partes crece la insolencia contra Dios. Jesús por medio de Santa Faustina nos recuerda que este es el tiempo de la misericordia. Pero cuando esta se desprecia, entonces se manifiesta el juicio de Dios. 

 

FUENTES
-Fides
1-   "...It was said the visionaries at Kibeho were shown terrifying glimpses into the future: a tree in flames, a river of blood, and many abandoned, decapitated corpses. "
-- The Final Hour, pg 255

THE FINAL HOUR by Michael Brown
1992. Faith Publishing Company
2- "In one vision that lasted eight hours they saw terrifying images of people killing each other, and bodies thrown into rivers. They saw bodies without their heads -- decapitated. They were weeping and crying and the witnesses who crowded around the seers were left with an unforgettable impression of fear and sadness..."  If Rwanda did not come back to God, said the vision, there would be a 'river of blood.' "
 - Trumpet of Gabriel, pg 164   

THE TRUMPET OF GABRIEL by Michael H. Brown
1994. Faith Publishing Company
P.O. Box 237
Milford, Ohio 45150
(513)576-6400

De Emmanuel (las siguientes no están incluidas en la aprobación eclesiástica)3- 'There isn't much time left in preparing for the Last Judgment. We must change our live, renounce sin. Pray and prepare for our own death and for the end of the world. We must prepare while there is still time. Those who do well will go to Heaven. If they do evil, they will condemn themselves with no hope of appeal. Do not lose time in doing good and praying. There is not much time and Jesus will come.'
'Too many people treat their neighbors dishonestly. The world is full of hatred. You will know my Second Coming is at hand when you see the outbreak of religious wars. Then, know that I am on the way.'
4- I have come to prepare the way for my Son for your good and you do not want to understand. The time remaining is short and you are absent-minded. You are distracted by the goods of this world which are passing. I have seen many of my children getting lost and I have come to show them the true way.

..."Y precisamene la petición explícita de la Virgen, rezar el Rosario, "especialmente los misterios Dolorosos", se repite en las apariciones de Kibeho, en Ruanda. Decenas de episodios sucedidos entre el 28 de Noviembre de 1981 y finales de 1989, que involucrron con certeza a tres videntes entre los 16 y los 21 años, todas estudiantes de un pequeño colegio con 120 slumnas, dirigido por religiosas, donde se enseña a ser maestras y secretarias. La primera vez, la Virgen se aparece a la más pequeña de las tres, Alfonsina Mumureke. Es el 28 de noviembre de 1981, es decir, algunos meses después del comienzo de las apariciones en Medjugorje y doce años antes de las espantosas masacres de la guerra civil entra Tutsis y Hutus. Son las 12:35. Las muchachas están todas en el comedor. Alfonsina está sirviendo la mesa, cuando se siente llamada:

-"Hija mía, ven para acá".

La voz proviene del corredor y la muchacha va hacia el lugar. Se le aparece una joven de belleza incomparable, vestida de blanco, con el velo en la cabeza, las manos juntas.

-"Quién eres?" pregunta Alfonsina
La respuesta no deja dudas:

-"Soy la Madre del Verbo"

Luego añade:

-"Vengo a responderte, porque he escuchado tus oraciones. Yo uisiera que tus compñeras tuvieran fe, porque no creen lo suficiente"

En Kibeho, sucedió otro hecho extraordinario. Todas las videntes, a pesar de las muchas apariciones, nunca fueron capaces de describir el color de la piel de la Virgen. Ciertamente no era blanca, ni tampoco negra. Era una mujer bellísima de piel suave no atribuíble a ninguna raza o etnia. Ella misma, en una aparición, revela a Marie Claire: "Yo no vengo sólo para Kibeho, ni para Ruanda, ni para el África, sino para todo el mundo. Este mundo está l borde de la catástrofe. Meditad los sufrimientos de Nuestro Señor Jesús y sobre el profundo dolor de Su Madre. Rezad el Rosario, especialmente los misterios dolorosos, para recibir la gracia de arrepentirse". Enseguia le explica a Alfonsina: "He venido para preparar el camino para mi Hijo, para bien y vosotros no lo queréis entender. El tiempo que queda es poco y vosotros estáis distraídos. Distraídos por los bienes efímeros de este mundo. He visto muchos de mis hijos perderse y he venido a mostrar el verdadero camino..."

MENSAJES....

    

Elementos del mensaje de Kibeho

Entre los hechos que deberían servir de soporte a la credibilidad de las apariciones de Kibeho, uno de los más importantes es sin duda alguna el contenido de los "diálogos" de los videntes, la calidad del mensaje.
Ciertamente las apariciones de Kibeho fueron numerosas, y su duración en el tiempo muy larga; pero los elementos constitutivos del mensaje de Kibeho fueron dados en el curso de los dos primeros años de apariciones, es decir antes de finales del año 1983. Más allá de esta fecha, no hay nada más original, sino más bien repeticiones inútiles o tentativas de recapitulación. La Virgen comunica a sus videntes de los distintos mensajes, pero no opuestos; discernimos allí fácilmente numerosos puntos comunes. Nos limitaremos aquí a una visión de conjunto breve. Al por mayor, sin tener que transcribir las palabras de cada una de las videntes, el mensaje de Kibeho podría reducirse a los temas siguientes:
1° Un urgente llamamiento a arrepentirse y a la conversión de los corazones: " !Arrepiéntanse, arrepiéntanse, arrepiéntanse! ". " Conviértase cuando todavía están a tiempo ".
2° Un diagnóstico del estado moral del mundo: " el mundo está muy mal " (Ngo isi imeze nabi cyane ). "El mundo corre a su pérdida, corre peligro de caer en un precipicio" ( Ngo isi igiye kugwa mu rwobo ), es decir " ser inmerso en desgracias innumerables e incesantes ". El mundo está en rebelión contra Dios, (ubu isi yarigometse), "se cometen demasiados pecados. No hay amor ni paz ". " Si no se arrepienten y no se convierten sus corazones, van caer todos en un precipicio ".
3° La profunda tristeza de la Virgen: las videntes dicen haber sido fuertemente sorprendidas al verla llorar el 15 de agosto de 1982. La Madre del Verbo es muy afligida a causa de la incredulidad y la impenitencia de los hombres. Se queja de nuestra mala conducta, caracterizada por una disolución de las costumbres, las disensiones, la complacencia por el mal, la desobediencia continua a los mandamientos de Dios. Sobre este punto, ver a las tres videntes.
4° "La fe y la incredulidad vendrán sin que se perciba". (Ngo ukwemera no ubuhakanyi bizaza mu mayeri). Son unas palabras misteriosas dichas más de una vez por la Virgen a Alphonsine al principio de las apariciones, con encargo de repetírselas a los hombres.
5° El sufrimiento salvífico: este tema es uno de los más importantes en la historia de las apariciones de Kibeho. Sobre todo con respecto a Nathalie Mukamazimpaka. Para un cristiano, el sufrimiento, por otro lado inevitable en la vida de aquí abajo, es un camino obligado para alcanzar la gloria celeste. La Virgen les dijo a sus videntes, particularmente a Nathalie el 15 de mayo de 1982: " nadie llega al cielo sin sufrir ". Más aún: " el hijo de María no se separa del sufrimiento ". Pero el sufrimiento es también un medio de expiar el pecado del mundo y de participar en los sufrimientos de Jesús y de María para la salvación del mundo. Los videntes fueron invitados a vivir este mensaje de un modo concreto, a aceptar el sufrimiento en la fe y en la alegría, a mortificarse ("kwibabaza") y a renunciar a los placeres (kwigomwa) para la conversión del mundo. Kibeho es así un recordatorio del lugar de la cruz en la vida del cristiano y de la Iglesia.
6° Rezar sin parar y sin hipocresía: los hombres no rezan; y hasta entre los que rezan, muchos no rezan como es debido. La Virgen les pide a las videntes rezar mucho por el mundo, enseñar a otros a rezar, y rezar por los que no rezan. La Virgen nos pide poner más celo al rezar, y a rezar sin hipocresía.
7° Devoción a María, concretada particularmente por una recitación regular y sincera del rosario.
8° El rosario de los dolores de la Virgen María: la vidente Marie Claire Mukangango dijo haber recibido estas revelaciones. A la Virgen le gusta este rosario. Conocido en otro tiempo, había caído en el olvido. Nuestra Señora de Kibeho desea que sea devuelto en honor y difundido en la Iglesia. Pero el rosario de los Dolores no suplanta el Santo Rosario.
9° La Virgen desea que se le construya una capilla como recuerdo de su aparición a Kibeho. Este tema se remonta a la aparición del 16 de enero de 1982 a Alphonsine y se repite varias veces en el curso de aquel año, sobre todo en casa de Nathalie con nuevas explicaciones.
10° Rezar sin descanso por la Iglesia, por las grandes tribulaciones que le esperan en los tiempos que vienen. Así, se lo dijo la Virgen a Alphonsine, el 15 agosto de 1983 y luego el 28 de noviembre de 1983.
Las apariciones de Kibeho, a menudo contenían ritos y símbolos. Así, la bendición del agua y, con este agua, la bendición de la muchedumbre y de los objetos de piedad aportados por peregrinos. Los ritos de bendición generalmente se acompañaban de palabras cuyo contenido es equivalente a oraciones de intercesión. Entre otros símbolos, podríamos citar también " el campo de flores ' " o de "árboles" que las videntes se ponían a regar a petición de la Virgen. Estas "flores" o "árboles" de diferentes especies y calidades simbolizarían a los hombres dentro de la acogida del mensaje de la Virgen: cuantas más conversiones, más se agranda el " campo de flores " y se diversifica en colores.
Según las videntes, el mensaje de María dado en Kibeho " no se dirige a un solo individuo, y esto no es para algunos instantes; sino que se dirige a todos, al mundo entero ".
Cuando se analizan las declaraciones tenidas por las videntes, se resalta claramente que para ellas la Virgen María no vino a Kibeho para dar enseñanzas nuevas, sino para recordar, con la claridad deseada, lo que habíamos olvidado; para despertarnos, sacudir nuestras conciencias, advertirnos, devolvernos la llamada a nuestros deberes de hijos de Dios, conducirnos hacia el camino derecho, incitarnos a enmendar nuestras vidas. En suma, vino especialmente para trabajar por nuestro recuperación espiritual, con vistas a la salvación. María nuestra Madre no puede dejar perderse a sus hijos. Y lo que la aflige mucho, es nuestra ceguera y endurecimiento de corazón.

El status de las apariciones en la Iglesia

De la opinión de los teólogos reconocidos, las apariciones y las revelaciones privadas no son más que unas gracias de excepción; su función en la vida de la Iglesia queda siempre limitada. La Iglesia es consciente, en efecto, que la Revelación positiva que Dios quiso comunicar a los hombres para su salvación concluyó con la muerte del último Apóstol, San Juan Evangelista y autor del libro del Apocalipsis. Todo lo que es necesario para nuestra salvación ya se encuentra en la Escritura Santa y en la Tradición viva de la Iglesia. Aún cuando las visiones más estimables podrían darnos nuevos motivos de fervor, no darían en absoluto, nuevos elementos de vida cristiana y de ciencia divina. Hablando con propiedad, no hay revelaciones nuevas que esperar, lo que no quiere decir de ninguna manera, que Dios no continúa interviniendo personalmente en la historia del mundo.
Así como santo Pablo Apóstol nos dice que los carismas son por naturaleza destinados al bien común de la Iglesia, ninguna aparición dispensa a los videntes de la referencia y de la obediencia a los pastores de la Iglesia. En efecto, " es a ellos a quienes la Iglesia ha encargado de emitir un juicio sobre la autenticidad de estos dones y sobre su buen uso.
Es a ellos a quienes se confiere especialmente, el no extinguir el Espíritu, sino comprobar todo para mantener lo que es bueno " (j Thess. 5, 19-22; vaticano Él, L.G. N.12).
Una aparición reconocida, que refuerza entre los fieles una vida de fe y de oración es ciertamente una ayuda poderosa para los pastores de almas; pero el mensaje vinculado a esta aparición no es una revelación nueva, es más bien un recordatorio de la enseñanza ordinaria de la Iglesia (ver Catecismo de la Iglesia Católica, Nº 67).
En la historia de la Iglesia las apariciones reconocidas a menudo fueron una señal de alarma para invitar la gente a convertirse. Tuvieron el papel de sacudir las conciencias adormecidas para mantenerlas alerta, a la espera de la Parusía de Cristo. Fueron recordatorios urgentes adaptadas a la situación espiritual de una época (ver a Mons. J.B. Gahamanyi, Carta pastoral sobre los acontecimientos de Kibeho, Butare el 30 de julio de 1983, p. 8-9).
De todas formas, no hay que exagerar la importancia de un reconocimiento oficial de las apariciones. Por otra parte, este reconocimiento no es infalible en absoluto. Es solamente una propuesta a la fe de los fieles, porque hay buenas razones para creer en esto; pero la autoridad de la Iglesia no obliga a nadie a creer, ya que toda decisión tomada por la autoridad en este campo, no es un dogma de fe. Qué nadie se arrogue pues el derecho a imponer a otros sus propias convicciones o de suplantar al magisterio de la Iglesia o, aún más, a faltar el respeto hacia los que creen en eso. Qué hablando de apariciones, los cristianos se apliquen " a guardar la unidad del Espíritu por el lazo de la paz " (Ef 4, 3).
Abstengámonos de creer en todo lo que el rumor general proclama como milagros, como tampoco hay que creer que toda persona que dice ser vidente, sea portadora de un mensaje que viene del cielo que sea necesariamente inspirado por Dios. Jesús nos advierte: " es por sus frutos que los reconoceréis " (Mt 7, 20).
Por consiguiente, que nadie forme parte de esta gente sobre quien el Apóstol santo Pablo dice que " no soportarán más la doctrina sana, sino que, a merced de sus propias pasiones y afán de oír novedades, se rodearán de cantidad de maestros y desviarán los oídos de la verdad para volverse a las fábulas " (II Tim 4, 3-4).

Predicciones de un futuro próximo

Las Sagradas Escrituras, fuente de una sabiduría secular, nos advierten: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo. O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos. ¿Pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.» S. Lucas 13,1-5
¿Son acaso los ruandeses más pecadores que nosotros? ¡No de cierto! La Stma. Virgen y Nuestro Señor anuncian en Kibeho los Últimos Tiempos, (no confundir con el "fin del mundo"), igual que en otros lugares de aparición aprobados por la Iglesia. Y, ¿quién es el que escucha?
Pocos, muy pocos son los que escuchan, más bien nadie. Curiosamente los mensajes de Kibeho ya habían sido publicados algunos años antes del genocidio; incluso circulaba en los ambientes marianos de la sociedad ruandesa, una película hablando de estos mensajes. Pero..., ¿quién escucha? Después de ocurrido, la ONU se apresuró a querer ayudar, y a delimitar daños. Pero..., ¿podríamos imaginarnos a la ONU reconociendo que el "genocidio ruandés" ya había sido anunciado por la Santísima Virgen María?
¡Ya está todo anunciado, pero muy pocos son los que quieren escuchar!

Para saber más.... 



1 comentario:

  1. Existe un libro en castellano, de Immaculée Ilibagiza, sobre la historia de estas apariciones. Es estupendo.
    http://www.amazon.es/Nuestra-Se%C3%B1ora-Kibeho-coraz%C3%B3n-%C3%81frica-ebook/dp/B00OUWJSH0/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1414927976&sr=8-2&keywords=kibeho

    ResponderEliminar