viernes, 9 de agosto de 2013

La Homeopatía trampa de la Nueva Era

 
La homeopatía como terapia médica, fue creada por Samuel Friedrick Hahnemann (1755-1843). Hahnemann nació en Meissen (Alemania) y en Leipzig. Viena y Erlagen se dedicó a la traducción de obras médicas y ligüísticas. Las primeras ideas sobre la homeopatía surgen cuando traduce un libro llamado "Materia Clínica" de Cullen en la que se describen los efectos de la quinina en la curación de fiebres intermitentes, Hahnemann comenzó a investigar el fenómeno descrito, autoadministrándose dosis masivas de quinina y experimentando su reacción.

Los efectos observados en su propio organismo lo llevaron a concluír que la curación de una enfermedad se puede lograr mediante la administración de una pequeña dosis de la sustancia, cuyos efectos sean similares a los de la enfermedad.

Este principio básico de la terapia desarrollada por Hahnemann es el que le ha dado el nombre a la Homeopatía que significa "curar con lo mismo"; es decir curar con aquello que enferma de igual manera al individuo sano.

Para Hahnemann, el organismo posee un principio o energía vital (el arqueo paracelso), cuya función, en estado normal, consiste en regular todo el organismo proporcionándole una capacidad natural de autocuración. Es lo que Hahnemann denomina natura mediatriz. Cuando esta energía vital se desequilibra, el organismo enferma.

El único proceso de carácter investigativo en el ejercicio de la homeopatía es denominado estudio patogenético. Este estudio consiste en la ya mencionada administración de distintas sustancias a un individuo sanom para observar si los síntomas producidos son iguales a los de la enfermedad que se desea curar. Cualquier estudio que no sea éste y el análisis estadístico que les permita valorar sus éxitos, jamás será redo en la literatura homeopática. La homeopatía entonces, tiene un origen esotérico y vive en la creencia mágica de las energías de la naturaleza, por esta razón, alega que de nada sirve conocer las causas de un mal, sabiendo que el origen del mal reside en el desequilibrio de la energí vital. La homeopatía tuvo una gran acogida en el siglo XVIII, pero con los avances médicos y el desarrollo de técnicas curativas menos agresivas que las enfermedades este nihilismo médico dejó de tener sentido y la homeopatía comenzó a declinar.

 
En el siglo XX, la homeopatía fue lentamente olvidada. Su resurgimiento en los últimos años se debe a la proliferación de todas la medicina alternativa esotérica que ha tomado la corriente central de la gran atracción que hay por todo tratado ocultista y mágico que ofrezca aparentes soluciones inmediatas a todos los males de hoy. Por muy sofisticada y prestigiosa que aparezca la universidad en que se estudian estos viejos tratados de medicina mágica, esta práctyica no dejará de ser un producto de las fuerzas del mal.

No es fácil denunciar algo que aparentemente ha trído tanto beneficio a tanta gente. Es como el tiempo en que San Pablo y sus discípulos denunciaron la adoración a la diosa Artemisa y fueron perseguidos por todos los magos que vivían de fabricar artefactos para adorar a la diosa falsa. No es muy diferente hoy. Todas las personas que están vinculadas de una u otra forma a esta industria de curanderos homeopáticos, pondrán la gran batlla a cualquier denuncia ue invalide su lucrativa práctica medicinal esotérica. Sin embargo, seguiremos denunciando todo lo que no sea de Dios y quedará a la discreción y libre albedrío de cada creyente la determinación que tomará al respecto de estas denuncias. Tengo que advertir, que de ninguna manera se está condenando la medicina con hierbas naturales pues todos los laboratorios químicos extraen sus medicinas de dichas hierbas. Sólo se están denunciando los tratados esotéricos en los cuales se les asigna un "Arcano" o fuerza espiritual o espíritu de cada hierba, como el caso de la homeopatía. Con la triste realidad de que muchos estudiantes que han experimentado con esta creencia ocultista y recetado sobre estos conocimientos, no saben que lo que recetan está consagrado en errquía de innumerables arcanos. No saben ue es una industria de alto calibre económico.

FUENTE: "Los Católicos y el impacto de la Nueva Era" Marino Restrepo, Ed. Divina Misericordia. pp.73-74.

2 comentarios:

  1. Este post es algo antiguo, pero buscando en la web si la homeopatía es aceptada por la Iglesia Católica, he caído aquí. En fin, no se si alguien me leerá, pero respecto de la homeopatía tengo algo interesante que contarles, un testimonio personal. En 1995, tenía yo 19 años y fui al ginecólogo por irregularidades con mi ciclo menstrual, me hicieron ecografías y salía poliquistosis ovárica, pasé durante 10 años por varios ginecólogos de 2 ciudades diferentes (vivo en Argentina) y todos los tratamientos me hacían nada, nada respecto de mis ovarios, porque los quistes seguían igual, pero comencé a tener problemas en el hígado de tanta pastilla que me daban, várices en las piernas, entre otras cosas, un día, muy cansada, le pedí a Dios que me ayudara, porque no quería seguir sufriendo con esos tratamientos que me llevaban a ninguna parte, me dieron la dirección de un homeópata y allá fui, no era para nada caro, ni las consultas, ni los remedios, (aclaro que es médico recibido y ejerce también la medicina tradicional) a los 6 meses me mandó hacer una ecografía y ni rastro de los quistes, se me regularizó la menstruación y sin ningún otro efecto secundario, tengo 4 hijos, siendo que mi ginecólogo me había dicho que era muy dificil que yo quedara embarazada. No soy científica, no se donde está la verdad, esto que usted expone en el artículo me resulta confuso, sinceramente no creo que esta medicina sea algo diabólico. La medicina tradicional, en cambio, para mi tiene mucho de cuestionable, al menos en materia ginecológica, porque en las consultas a las mujeres no les dicen que muchos anticonceptivos son abortivos y cancerígenos, ni hablar del DIU, es todo un comercio. Desde mi experiencia, los 3 homeópatas con los que he consultado me han tratado como persona, con respeto y con bastante más humanidad que los otros médicos, y sin gastar mucho. Espero que de algo les sirva mi testimonio, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Si quiere saber más sobre los peligros que la homeopatía presenta para los cristianos le sugiero esta página http://www.jmanjackal.net/esp/esphomeo.htm

    ResponderEliminar