viernes, 30 de noviembre de 2012

PERDÓN


 Por la soberbia que hay en mí, perdón. Por la soberbia que hay en mí, perdón. Por ignorar tu voz hablando en mis hermanos, aquellos que siempre querían lo mejor para mí , perdón. Por la avaricia que hay en mí, perdón, Por la avaricia que hay en mí, perdón. Por ese afán de atesorar riquezas que me llevó a hacer tantas cosas ignorando tu ley. Perdóname Señor, perdón, perdón, perdóname Señor, perdón. Hoy quiero que Tú me cambies, renueves mi interior, hoy quiero volverme un hijo de Tu amor. Por la envidia que hay en mí, perdón. Por la envidia que hay en mí, perdón. Porque me duele tan amargamente que mis hermanos tengan todo lo que siempre anhelé, perdón. Por la ira que hay en mí, perdón, por la ira que hay en mí, perdón. Por el coraje que me ciega siempre, por haber hecho tanto daño, por perder el control, perdóname Señor, perdón. Hoy quiero que tu me cambies, renueves mi interior, hoy quiero volverme un hijo de Tu amor. Por la lujuria que hay en mí, perdón, por la lujuria que hay en mí, perdón. Por el placer siempre tan egoísta que yo he buscado tantas veces pisoteando Tu plan. Perdóname Señor, perdón. Hoy quiero que Tú me cambies, renueves mi interior, hoy quiero volverme un hijo de Tu amor.

¡Perdón Jesús! Por mis negligencias, descuidos y olvidos, por las veces que pude haber hecho algo mas y mejor. y siempre me autodisculpé, por mi orgullo y vanidad, por mi necedad y capricho, por mi silencio y excesiva locuacidad y familiaridad, creyendo que eres igual que yo, y que solapas y entiendes mis pecados.

¡Perdón Jesús! Por haber extinguido de mi mente, el grato recuerdo de tantas personas que en la vida me han ayudado, por haber sido ingrato con ellos; por creer que siempre tenía la razón en mis acciones y razonamientos, por la cobardía de no cambiar lo suficiente y por las veces que no tuve la valentía de señalar el error al hermano fraternalmente.

¡Perdón Jesús! por mis caprichos personales, que impuse a los demás, por prejuzgar a mis hermanos, por mi falta de alegría y entusiasmo, por mi flta de fe y confianza en Ti, por mi cobardía y por mi temor a comprometerme contigo. Perdón porque me han perdonado y no he sabido perdonar. Perdón por mi hipocresía y mi doblez, por recordar con afectuoso sentimiento solo a quienes alimentaron mi ego, por esa apariencia que con tanto esmero cuido, pero que en el fondo no es mas que un engaño a mí mismo!

¡Perdón Jesús! por las mil veces que reduje el amor al círculo de mis amistades. Perdón por este corazón que no amó por estos labios que no sonrieron, por estas manos que no tendí, por estos oídos que no presté, por estas palabras que callé, por las miradas que desvié, por las verdades que omití...¡Perdón por ese YO que preferí!

Jesús, no te lo he dicho todo. Llena con Tu amor mi silencio y cobardía....

1 comentario:

  1. Escuche esta reflexión de "perdón " en canto, está muy bonita, de casualidad podrán decirme quién la canta y el nombre, mil gracias Paz y Bien

    ResponderEliminar